Obras Particulares

Ir Arriba
6.2. DE LOS EDIFICIOS EN MAL ESTADO

6.2.1.0. GENERALIDADES SOBRE EDIFICIOS EN MAL ESTADO

6.2.1.1. APRECIACIÓN DEL PELIGRO DE RUINA

La D.O.P. considerará un edificio en peligro de ruina cuando sus muros o estructuras estén comprendidos en los siguientes casos:

a) Cuando un muro esté vencido alcanzando su desplome el tercio de su espesor o cuando presente grietas de dislocamiento, aplastamiento o escurrimiento. En estos casos se ordenará la demolición o reparación.

b) Cuando un muro tuviera cimiento al descubierto o con profundidad insuficiente. En estos casos se ordenará su recalce hasta alcanzar la profundidad que corresponda de acuerdo con las prescripciones de esta Ordenanza.

c) Cuando los elementos resistentes de una estructura hayan rebasado los límites admisibles de trabajo. En estos casos se ordenará su refuerzo o demolición.

d) En todo otro caso que resulte de la inspección que practique la D.O.P. se adoptarán las medidas conducentes a colocar el edificio en condiciones.

6.2.1.2. DURACIÓN DE LOS APUNTALAMIENTOS

Un apuntalamiento efectuado como medida de emergencia es considerado de carácter provisional o transitorio; los trabajos definitivos necesarios se iniciarán dentro de los 30 días.
No podrá efectuarse apuntalamiento alguno sobre la vía pública sin dar cuenta inmediata a la D.O.P.

6.2.1.3. EDIFICIOS LINDEROS AFECTADOS POR UN PELIGRO

En caso de urgencia o cuando por derrumbamiento o ruina de un edificio, se produzcan resentimientos en los linderos, se ejecutarán convenientemente los apeos que correspondan.

6.2.2.0. PROCEDIMIENTO EN CASO DE PELIGRO DE DERRUMBE

6.2.2.1. FACULTAD DE LA D.O.P. EN CASO DE PELIGRO DE DERRUMBE

La D.O.P. podrá ordenar la demolición de todo edificio o parte de él que amenace desplomarse. Se notificará al propietario de los trabajos que deberán realizarse y el plazo de su ejecución.
Cuando el propietario no estuviera conforme con la orden se seguirá lo dispuesto en "Pericia en caso de disconformidad del propietario de edificio ruinoso".
Si el edificio fuera gubernamental, se oficiará a la autoridad competente por vía legal.

6.2.2.2. PERICIA EN CASO DE DISCONFORMIDAD DEL PROPIETARIO DE EDIFICIO

El propietario de una finca que se considere ruinosa, tiene derecho a exigir una nueva inspección y a nombrar por su parte un perito a su costa para reconocer la finca y dictaminar dentro de los 3 días, contados desde la notificación al propietario.
La D.O.P. resolverá en definitiva teniendo a la vista este dictamen.

6.2.2.3. TRABAJOS POR ADMINISTRACIÓN EN EDIFICIOS RUINOSOS

Si el propietario no cumpliera con la intimación que le dirija la D.O.P. dentro de los plazos fijados, se podrá efectuar por administración las obras respectivas a su costa.

6.2.3.0. PELIGRO INMINENTE DE DERRUMBE

6.2.3.1. ACTUACIÓN EN CASO DE PELIGRO DE DERRUMBE DE LA D.O.P.

En caso de inmediato peligro de ruina de un edifico o parte de él, la D.O.P. con arreglo a lo dispuesto en esta Ordenanza, queda autorizada a proceder como sigue:
a) Si la ruina de un edificio fuese inminente y no diese tiempo a cumplir los trámites que señala esta Ordenanza, podrá mandar a desalojarlo y cerrarlo, haciendo los apuntalamientos necesarios, pudiendo llegar a la demolición inmediata por cuenta del propietario del edificio.

b) Si la finca se hallare en litigio o fuese desconocido el propietario, comunicará al juez y podrá efectuar de oficio los trabajos necesarios con cargo a la finca. En ambos casos se labrará acta que firmará el inspector municipal y un agente de policía.